La Ilusión de la Muerte

Conciencia Plena

La Ilusión de la Muerte
Basado en las enseñanzas de Thich Nhat Hanh

Observa la vida con atención.

Al igual que los grandes seres, cabalgamos libremente sobre las olas del nacimiento y la muerte.

“Algo” no puede convertirse en “nada” y “nada” no puede convertirse en “algo”.

El ser amado no ha sido destruido, sólo ha adquirido otra forma. Esta forma puede ser una nube, un niño o la brisa. Podemos ver al ser amado en cualquier cosa.

No hemos venido de ninguna parte ni vamos a ningún lugar.

Cuando se dan todas las condiciones necesarias nos manifestamos. Y cuando no se dan, dejamos de manifestarnos. Pero esto no significa que no existamos.

Todo cuanto ha existido, existe o existirá está conectado con lo demás y es interdependiente.

Somos una manifestación que es la continuación de muchas manifestaciones.

Nada nace, nada muere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *